24 de abril de 2008

Si son malas las preñeces de los pensamientos, las empeoran los partos de la lengua.

Mariano Rajoy colabora en la Duodécima Lectura Compartida del Quijote y escoge un pasaje en el que parece querer aludir a las mujeres del partido.

¿Qué significaba ser una moza del partido en tiempos de Cervantes? Veamos el DRAE:


Lo que nos lleva al viejo chiste: no es lo mismo un hombre público que una mujer pública.

"En el Congreso del PP en Valencia sólo van a faltar un Quijote y un Sancho para completar el cuadro, porque mozas ‘del partido’ y donceles ‘de Sigüenza’, los habrá a montones. Y gigantones gallegos; y cabezudos catalanes; y damiselas madrileñas en peligro de cautiverio", anticipó Alma, premonitoriamente.


1 comentarios:

zzzz 7 de mayo de 2008, 0:33  

Hola Mienmano,
falta el dato de si el pasaje es escogido por él o si ha sido casualidad. Si lo ha escogido él, exigiría su dimisión y anunciaría su defunción política si no lo hubiera hecho ya varias veces. Sería el gesto más despreciable hecho por un político del PP contra una mujer de su partido.
También puede haber sido casualidad.
Rajoy ya no merece el beneficio de la duda.
Un abrazo

  ©Template by Dicas Blogger.