4 de marzo de 2008

Las verdaderas dos partes de un debate electoral


3 comentarios:

Mienmano 4 de marzo de 2008, 13:35  
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Zzzz 4 de marzo de 2008, 13:39  

Hola Mienmano,
si el resultado que diesen las televisiones, las radios o los periódicos fuese fruto de un análisis racional del debate, no sería tan grave que el ciudadano se fiase de ese análisis-resultado. El problema es que el resultado se limita a un par de porcentajes obtenidos a partir de llamadas telefónicas de dudosa veracidad.

"La opinión de los ciudadanos se forma a partir de la "supuesta opinión" de los ciudadanos". Beeeeeeee, borreguito.

Y esa supuesta "opinión" no lo es, porque no incluye ni análisis, ni argumentación ni rebatimiento de lo afirmado en el debate. Es un "sí" o un "no" de dudoso origen y destinado a modelar la opinión pública de la masa votante hacia lo que el empresario de turno desea.
Un abrazo

El Cerrajero 4 de marzo de 2008, 19:55  

Los únicos que no ven la realidad son los que se han pegado un par de pegatinas del P$o€ en los ojos.

Cuando se las despeguen se les van a quedar las cejas como al Traidor xDDD

  ©Template by Dicas Blogger.